Translate Sumer´s content to your own language.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los recuerdos de mis pasos en este lugar, se extienden milenios atrás, a tiempos que se han escondido a la vista de los humanos. Pero ahí no es en dónde empieza mi historia. Otros mundos antes de éste, me ofrecieron sus experiencias particulares.

No soy como tú… Pero a la vez, somos fragmentos de lo mismo.

¿Qué es lo que crees que es este mundo? ¿Qué es lo que crees que haces aquí? ¿Por qué crees que la sociedad está diseñada de esta forma? Hay ciertas leyes que evitan que ustedes sepan éstas y muchas otras cosas, porque contarles, sería atentar contra su «derecho a no saber» y a vivir existencias sencillas, sólo preocupándose de cosas mundanas e invariablemente absurdas. Sin embargo… ¿qué pasa si tú eres quién pregunta, quién busca?

Cuando encuentras un fragmento de la verdad, algo en tu interior te dice que es cierto, y ese segmento de sabiduría, encajará a la perfección con los demás que vayas hallando. La verdad, jamás tendrá que forzarse para embonar con el resto. Conscientemente no podrás explicar la razón, pero tu intuición insistirá en repetir que eso ya lo sabías, aún sin recordar desde cuándo… Confía en ti.

Renuncia a tu “derecho”. Elige ser libre.



kishargal@outlook.com



Últimos temas
» Los FRBs podrían estar siendo emitidos por civilizaciones extraterrestres dice el Smithsonian
Mar Mar 14, 2017 12:58 pm por Kishargal

» Mensaje llegado del año 2057
Jue Ene 05, 2017 6:05 am por Mendhi

» El extraño caso de Gloria Ramírez
Mar Dic 06, 2016 10:04 am por Kishargal

» Avistamiento ovni durante la Super Luna
Mar Nov 22, 2016 8:28 am por Mendhi

» Sekhmet - Los habitantes del “Puente en el Tiempo”
Miér Jun 15, 2016 8:29 pm por Kishargal

» Dibujos rupestres con cola, en la Cueva Matías, Sierra de Cubitas
Miér Jun 15, 2016 7:39 pm por Kishargal

» El hoyo de Mel Waters
Miér Jun 15, 2016 10:28 am por Kishargal

» Dinamarca en Busca de Trolls
Jue Nov 13, 2014 3:27 am por Atena

» Plague Inc.
Jue Sep 25, 2014 1:21 am por Atena

» El Lagarfljotsormurinn
Vie Sep 19, 2014 6:51 am por Atena

» Replica del Arca de Noe
Vie Sep 19, 2014 6:35 am por Atena

» Extraña Criatura Marina Humanoide, es encontrada viva
Lun Mayo 12, 2014 6:58 am por Kishargal


Sumer

Sumer

I.C.I.P.


Sumer
Posición de la Luna y la Tierra, ahora
Actividad
Sumer ha tenido:

contadores

• Número total de visitantes.
• Número total de páginas vistas.

Los dioses que llegaron de las estrellas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los dioses que llegaron de las estrellas

Mensaje  Kishargal el Lun Oct 17, 2011 6:42 am


Los dioses que llegaron de las estrellas

¿Los dioses son el fruto de la fantasía, o las tradiciones que nos narran sus aventuras y reinados recogen la memoria de una época remota, durante la cual seres provenientes de otros mundos descendieron sobre la Tierra y se mezclaron con los humanos?


Se decía que Alejandro Magno no era hijo de Filippo el Bárbaro, sino de la unión de su madre, Olimpia, con el dios egipcio Amón Ra.

Nectanebus, un faraón de visita en la corte macedonia, habría sido «el vehículo» utilizado por el dios para seducir a la madre de Alejandro. El caso es que, tras derrotar a los persas en Arbelas (331 a. c.) y apoderarse de Egipto, Alejandro peregrinó al oasis de Siwa, sede del oráculo de Amón Ra; allí, el «Oculto» certificó ante los hierofantes egipcios su origen divino, aunque anunció que moriría joven.

Alejandro fue uno de tantos gobernantes de la antigüedad que declaró abiertamente su filiación divina, haciéndose adorar en vida. Y no hay nada de extraño en ello, desde épocas remotas, reyes, sacerdotes, e incluso pueblos enteros, se han considerado descendientes de unos seres inmortales. Estas entidades habrían llegado en tiempos remotos para iniciar a nuestros antepasados en los principios de la agricultura y la ganadería, así como en las construcciones de piedra, propiciando con su intervención la gran revolución del Neolítico.

Hasta que un día estos señores alados, conocidos también como «los Vigilantes» o «los Luminosos», habrían regresado a las estrellas, no sin antes asegurar la continuación de su obra civilizadora al mezclar su sangre (aparentemente de color azul) con la de unos pocos humanos, seleccionados por su capacidad intelectual para dirigir la evolución de sus congéneres. Ellos habrían sido nuestros primeros reyes, entre quienes se contaría Osiris, el hombre-dios que reinó durante el Tiempo Primero, cuando las pirámides no existían y el desierto que hoy las rodea era un vergel.

Los primeros textos sumerios nos hablan de los Anunnaki, unos seres similares a las deidades egipcias, que se asentaron en las cuencas del Tigris y el Éufrates hacia el 9.000 a.c., creando un jardín o reserva biológica que recuerda sospechosamente al Edén del Génesis.

El Libro de Enoc, un apócrifo bíblico, explica que estos seres se emparejaron con las hijas de los hombres. Así generaron la estirpe de los Nephilim o los «Gigantes».

Aunque por otra parte, están las referencia a otro tipo de seres reptiles o anfibios, presentes en la Tierra mucho antes de la llegada de los Anunnaki. Como se menciona en la leyenda sumeria del dios Oannes y también de las tradiciones de los Dagón centroafricanos.

Las tablillas halladas en Nippur, una ciudad babilónica de 5.000 años de antigüedad, relatan el conflicto entre Enlil, Enki y Ninlil por culpa de unos seres híbridos, nacidos de su carne y del barro, que eran capaces de multiplicarse. Pero el mayor problema es que, al parecer, estos hombres de arcilla habrían heredado la longevidad de sus creadores, convirtiéndose poco menos que en inmortales, aunque la traducción más apegada refiere que no se trataba de inmortalidad en sí, sino de importancia; el punto es que estos seres híbridos y los humanos, se volvieron valiosos para una fracción de los dioses.

Eso fue lo que produjo la guerra entre las dos facciones rivales de los Anunnaki o Ananange. El caso es que «los de la Serpiente» quisieron defender su creación; pero sus oponentes combatieron contra ellos, desatándose una conflagración que desembocó en el Diluvio Universal narrado en muchas culturas.

El Libro de Enoc hace una clara referencia a que la auténtica "Realeza del Cielo" y a mezclas genéticas. Los últimos capítulos del libro señalan que Noé (el tatarabuelo de Enoc) y su descendencia, fueron liberados por los mismos Vigilantes ya que su sangre estaba mezclada con ellos, así que fue una muestra de aprecio. Y les "dieron permiso" para seguir habitando la Tierra, cuando sus opresores fueran recluidos en prisiones interdimensionales o arrojados al abismo exterior (lo cual hoy entendemos como el espacio exterior).

Desde entonces, "el arca" o lo que se describió como La Barca Solar (por sus propiedades voladoras) constituye el símbolo de la Monarquía Divina, el emblema de «Los Salvados de las Aguas» o «Compañeros de Horus». Y este puñado de humanos fue el que puso los cimientos de la civilización egipcia, cuyos mitos hablan de un «Montículo de tierra emergente», representado por el obelisco de la resurrección, sobre el que se posaba cada 500 años, el Ave Fénix.





avatar
Kishargal
Administradora
Administradora

Femenino Escorpión

Mensajes : 618
Experiencia : 4387
Localización : La Tierra, por ahora.
Ocupación : Protectora de la verdad.
Estado de ánimo : Único.
Intereses : Recopilar experiencias e información.

Ver perfil de usuario http://sumer.foroactivo.mx/contact

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.