Translate Sumer´s content to your own language.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los recuerdos de mis pasos en este lugar, se extienden milenios atrás, a tiempos que se han escondido a la vista de los humanos. Pero ahí no es en dónde empieza mi historia. Otros mundos antes de éste, me ofrecieron sus experiencias particulares.

No soy como tú… Pero a la vez, somos fragmentos de lo mismo.

¿Qué es lo que crees que es este mundo? ¿Qué es lo que crees que haces aquí? ¿Por qué crees que la sociedad está diseñada de esta forma? Hay ciertas leyes que evitan que ustedes sepan éstas y muchas otras cosas, porque contarles, sería atentar contra su «derecho a no saber» y a vivir existencias sencillas, sólo preocupándose de cosas mundanas e invariablemente absurdas. Sin embargo… ¿qué pasa si tú eres quién pregunta, quién busca?

Cuando encuentras un fragmento de la verdad, algo en tu interior te dice que es cierto, y ese segmento de sabiduría, encajará a la perfección con los demás que vayas hallando. La verdad, jamás tendrá que forzarse para embonar con el resto. Conscientemente no podrás explicar la razón, pero tu intuición insistirá en repetir que eso ya lo sabías, aún sin recordar desde cuándo… Confía en ti.

Renuncia a tu “derecho”. Elige ser libre.



kishargal@outlook.com



Últimos temas
» Los FRBs podrían estar siendo emitidos por civilizaciones extraterrestres dice el Smithsonian
Mar Mar 14, 2017 12:58 pm por Kishargal

» Mensaje llegado del año 2057
Jue Ene 05, 2017 6:05 am por Mendhi

» El extraño caso de Gloria Ramírez
Mar Dic 06, 2016 10:04 am por Kishargal

» Avistamiento ovni durante la Super Luna
Mar Nov 22, 2016 8:28 am por Mendhi

» Sekhmet - Los habitantes del “Puente en el Tiempo”
Miér Jun 15, 2016 8:29 pm por Kishargal

» Dibujos rupestres con cola, en la Cueva Matías, Sierra de Cubitas
Miér Jun 15, 2016 7:39 pm por Kishargal

» El hoyo de Mel Waters
Miér Jun 15, 2016 10:28 am por Kishargal

» Dinamarca en Busca de Trolls
Jue Nov 13, 2014 3:27 am por Atena

» Plague Inc.
Jue Sep 25, 2014 1:21 am por Atena

» El Lagarfljotsormurinn
Vie Sep 19, 2014 6:51 am por Atena

» Replica del Arca de Noe
Vie Sep 19, 2014 6:35 am por Atena

» Extraña Criatura Marina Humanoide, es encontrada viva
Lun Mayo 12, 2014 6:58 am por Kishargal


Sumer

Sumer

I.C.I.P.


Sumer
Posición de la Luna y la Tierra, ahora
Actividad
Sumer ha tenido:

contadores

• Número total de visitantes.
• Número total de páginas vistas.

Las Tulpas - Cuando las ideas adquieren forma

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las Tulpas - Cuando las ideas adquieren forma

Mensaje  Kishargal el Lun Sep 24, 2012 12:07 am


Las Tulpas
Cuando las ideas adquieren forma
Alexandra David-Neel

La idea según la cual el espíritu es superior a la materia y distinto de ella aparece en numerosas civilizaciones. Los religiosos tibetanos creen en la existencia de un principio espiritual capaz de crear formas mentales visibles para todos llamadas Tulpas.


Fotografía del Palacio de Potala, sede oficial del Dalai Lama en Lhasa, Tibet.

Hasta muy avanzado el siglo XX, el Tibet y en particular su capital Lhasa o Lhassa, permanecieron prohibidos para los extranjeros. Por eso mismo, son escasos los viajeros que lograron entrar y beneficiarse con las enseñanzas de los religiosos tibetanos, los Lamas. Alexandra David-Neel estuvo entre estos privilegiados y fue testigo de extraños fenómenos.


El Universo: ¿Una creación mental?

Después de una larga estancia en los contrafuertes de los Himalayas, en junio de 1912 esta súbdita francesa de 44 años alcanza las "Tierras Altas" o Tibet propiamente dicho. Anota sus recuerdos de este viaje y de los siguientes en numerosos escritos como su Viaje de una Parisina a Lhasa, publicado en 1927. Numerosos pasajes del libro están consagrados a un fenómeno extraordinario que los tibetanos conocen y bautizan con el nombre de Tulpa.


La Tulpa es, para los tibetanos, la proyección material de una forna concebida por el espíritu. En otras palabras, es un fantasma, si asi se quiere calificar, creado por un monje o un iniciado al término de una larga meditación. Puede tomar la forma, indistintamente, de un animal, de un paisaje, de un objeto o de un ser humano. No es una simple visión, sino un fenómeno dotado de consistencia física, capaz de emitir olores y sonidos entre otras cosas.


Fotografía de Alexandra David-Neel (1868-1969)

Según escribe Alexandra David-Neel en su obra Místicos y Magos del Tibet (1929): "el olor de una rosa fantasmal llegará muy lejos; una casa fantasma será capaz de recibir viajeros de carne y hueso,..."

Los lamas tibetanos explican la creación de las Tulpas de la siguiente manera. Según su concepción del Mundo, el Universo que nos rodea es una simple visión mental y, por tanto, no hay ningún fenómeno que no exista si no es concebido por el espíritu humano, lo que nos lleva curiosamente al pensamiento de Descartes: "pienso, luego existo."

El objetivo de la iniciación religiosa es, entonces, aumentar la capacidad de concepción del espíritu humano, su aptitud de hacer pasar desde el orden potencial, del vacío físico, al orden de lo tangible, o fenomenológico, el mayor número de realidades posibles.


La Enseñanza de los Lamas

Aumentar el potencial de producción mental es, por lo tanto, el núcleo de la enseñanza religiosa tibetana. Los ejercicios que constituyen la formación de un joven monje tibetano se basan en el dominio de la respiración -que le permite alcanzar la serenidad del espíritu-, y una práctica intensa de la meditación. Ésta se apoya en el kylkhor, diagrama diseñado sobre una tela, escrito sobre un papel o grabado en una piedra.


Algunos kylkhor, más elaborados que otros, representan verdaderos mundos en miniatura. En el centro se encuentra un personaje, a menudo divinidad tutelar, llamado yidam. A medida que va progresando, el joven monje logra dar vida a su kylkhor, o sea, hacer que las escenas allí dibujadas y sobre las cuales aplica su meditación, se vuelvan realidad y evolucionen, adquieran movimiento y vida propia. El alumno logra, al finalizar la iniciación, comprender que todo fenómeno en este mundo no es más que un espejismo que surge de la imaginación. De este modo logra dominar sus temores y sus sensaciones.

Se considera que un lama que alcanza este estado puede, de esta manera, resistir al frío hasta el punto de sobrevivir una noche desnudo en la nieve, ya que el sentimiento de calor o de frío desaparece, en efecto, como lo que es: una ilusión del espíritu que él combate con otra ilusión, estimulando con su voluntad el calor interno de su cuerpo. El espíritu, por tanto, nada tiene que temer a la materia, ya que la controla completamente y puede burlarse de ella, actuando en consecuencia.

La proyección de tulpas está inserta en esta lógica.


Creación de Tulpas

Las sesiones durante las cuales nacen las tulpas no tienen punto de comparación con las del espiritismo occidental, ya que pueden realizarse a pleno sol y no tienen ninguna necesidad de la presencia de un médium en trance.

Alexandra David-Neel cuenta que fue testigo de la creación de estas formas mentales. En una de esas ocasiones, vio aparecer el doble exacto del hombre que realizaba el experimento y pudo incluso tocarlo. La forma que se originó tenía, sin embargo, poca consistencia y se desvaneció poco a poco. En otra ocasión, vio aparecer el doble de un lama que ella conocía y que se encontraba entonces a unos kilómetros de ahí.


Ella misma se preocupó en verificar la posibilidad de lograr este tipo de creación. Después de algunos meses de intensa concentración, logró hacer aparecer un orondo monje tibetano que, según su relato, también fue visto por testigos presenciales; pero su espíritu poco experimentado, le hizo perder el control de su creación, por lo que su aspecto se fue modificando hasta llegar a ser en extremo inquietante. Con gran esfuerzo, Alexandra logró desmaterializar su creación y hacerla desaparecer para siempre. Pero, según dicen los monjes tibetanos, a veces sucede que la aparición sigue existiendo por sí misma y lleva una vida independiente de su creador...


¿Alucinación o Realidad?

Lo primero que viene a la mente de los occidentales es que la forma física llamada Tulpa, es el producto de una simple alucinación. Pero habría que creer que esta alucinación es colectiva, puesto que, en muchos casos, la tulpa es vista no tan solo por quien la origina sino también por los que lo rodean.

En el mismo mundo tibetano se interpreta la tulpa de distinta manera. Para algunos lamas es una forma física cuya existencia es incontestable, lo que significa que el espíritu es capaz de suscitar cualquier forma física que se proponga. Para otros, sin embargo, el pensamiento de quien lo ha creado se impone sobre los otros y logra hacerles ver lo que él mismo percibe.

Sin embargo, la práctica es considerada peligrosa para los que no han alcanzado un alto grado mental y espiritual de iluminación, y no son plenamente conscientes de la naturaleza de las fuerzas psíquicas en el proceso.

Una vez que el tulpa está dotado de vitalidad suficiente para ser capaz de desempeñar el papel de un verdadero ser, tiende a liberarse del control de su creador. Esto, dicen los ocultistas tibetanos, que pasa casi mecánicamente, al igual que el niño, que cuando su cuerpo está completo y puede vivir aparte, deja el útero de su madre. A veces, el tulpa se convierte en un hijo rebelde y un siniestro, y se pueden dar luchas entre el creador y sus criaturas.


Los tulpas son seres creados con la idea de dar vida. Así que sus creadores, no deberían extrañarse por su autonomía, y mi recomendación personal es que no se le trate de controlar demasiado, no como si se tratara de un esclavo. Eso solo lo convertiría en un sirviente, pero ese tipo de ser es otra cosa.



Otros datos "sobrenaturales" de esas tierras

En el Tibet existen personas con la facultad mental de derretir hielo solo con la mirada o los famosos niños Lung Gom Pa, que en el idioma tibetano significa ¨pies ligeros¨, que efectivamente son tan ligeros que tienen que usar cadenas para evitar flotar en el aire al desplazarse de un lugar a otro.



≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

Alexandra David-Neel.
Nacida como Louise-Eugénie Alexandrine Marie David (nació en París el 24 de octubre de 1868, falleció en Digne-les-Bains el 8 de septiembre de 1969), fue una exploradora, anarquista, espiritualista, budista y escritora francesa, y la primera mujer occidental en visitar Lhasa, capital del Tibet, en 1924, cuando el acceso estaba prohibido a cualquier extranjero; consiguió ser acogida por el 13er Dalai Lama Thubten Gyatso en el mismísimo Palacio de Potala. Alexandra David-Neel escribió más de treinta libros sobre la religión y filosofía oriental y sobre sus viajes. Ejerció una gran influencia sobre escritores como Jack Kérouac y Allen Ginsberg, o el filósofo Alan Watts.


En 1914, conoció en un monasterio al joven monje Aphur Yongden (1899-1955), al que adoptaría más tarde. Fue el perfecto compañero de viajes a través del Tibet y escribió un solo libro titulado El Poder de la Nada, que Alexandra tradujo al francés.


Aphur Yongden

Itinerario:
1891: Primer viaje en Asia. Visita la India y Sri-Lanka.
1911-1925: Viaja a través de toda Asia, India y Japón.
1924: Consigue vivir dos meses en Lhasa, disfrazada de mendiga.
1937: A sus 69 años, vuelve a Asia y atraviesa China donde se verá bloqueada hasta... 1944: Por culpa de la guerra chino-japonesa.

Por qué se la recuerda:
- En 1924, es la primera mujer europea en penetrar en la ciudad prohibida de Lhasa.
- Estudiosa exploradora, dominaba con maestría las culturas y la mística orientales.
- Ha dejado numerosos escritos inspirados en sus experiencias personales, tal como "El Viaje de una Parisina a Lhasa".
- Su excepcional longevidad ha hecho de ella un testigo privilegiado del siglo XX.




Breve biografía de Alexandra David-Neel.
Spoiler:

Nacida en Paris, Saint-Mandé, el 24 de Octubre de 1868, Alexandra David-Néel muere en Digne el 8 de Septiembre de 1969. O sea, a los 101 años de edad.

Louise Eugénie Alexandrine Marie fue hija única. Desde una edad muy temprana ella mostró una personalidad muy característica que chocaba con el ambiente paternal austero, burgués y severo. Muy orgullosa, individualista, que anhela la libertad. Desde muy joven trató varias veces de escapar de casa. A la edad de 6 años escapó para viajar por el mundo, pero a la caída de la noche un guardia la vió y la llevó a a comisaría, no sin arte luchar y clavar las uñas diciéndole al policía que ella estaba viajando. La llevaron a casa.

“Lloré lágrimas amargas más que una vez, teniendo el sentimiento profundo que la vida, de que los días de mi juventud se iban, que había un vacío, sin interés, sin alegría. Entendí que nunca podría recuperar ese tiempo perdido. Mis padres – me daba rabia que no me enseñaran a volar como enseña el águila a sus polluelos - me apenaba que no me comprendieran esto en lo más mínimo y eso me hizo más daño que ningún enemigo implacable. "


En 1886, Alexandra tenía 18 años. Sobre una bicicleta, fijó sus pertenencias al manillar, sin una palabra a sus padres, abandonó su casa en Bruselas para visitar España. Para moverse de un lugar a otro, toda su vida escogió el itinerario más largo y el medio más lento de transporte.

En 1890-1891, gracias a una herencia de su madrina, ella fue capaz de pasar más de un año en India, que ella exploró de Sur al Norte y del Este al Oeste. ¡Quedando fascinada por la magia de India, hechizada por la música Tibetana, intimidada por los picos del Himalaya! ¡Y juró de volver!. Pero, antes del de volver a Asia, ella se marchó a África del Norte. Ella quiso oír al Muezzin llamar al rezo encima de un minarete en la puesta del sol. Alexandra también estudió el Corán.




Aunque se casó, su matrimonio fue un tanto atípico puesto que estuvieron poco tiempo juntos. En agosto de 1911, Alexandra le prometió "al marido comprensivo" volverle a ver dentro de dieciocho meses... Pero serían catorce años más tarde, en mayo de 1925 cuando volvieron a encontrarse ... durante unos días sólo. Ella y Philippe se separaron después de su adopción de Lama joven Yongden, su compañero constante en sus exploraciones y testigo principal para demostrar que Alexandra había cubierto miles de millas en el Extremo Oriente y la mayor parte de Asia Central, perfeccionando su conocimiento de Sanscrito y sobre todo el Tibetano, que dio su acceso a los mayores gurús y pensadores.



Ella viajó a Sikkim en 1912, donde tenía muy buenos lazos de amistad con Sidkeong Tulku, el soberano de este pequeño Estado del Himalaya; así aprovechó para visitar todos los grandes monasterios aumentando su conocimiento tibetano, sobre todo del Budismo Tántrico. Pero nunca llegó a adentrase en el profundo Tíbet aunque manejaba perfectamente el lenguaje e incluso consiguió hablar cuatro dialectos tibetanos, en cuatro ocasiones fue interceptada y puesta en la frontera. En 1914, en uno de estos monasterios, en Sikkim. Ella encontró al joven Yongden, quien más tarde adoptó. Después vivieron como ermitaños en una cueva a 3.900 metros encima del nivel de mar, en Sikkim del norte. Tras soportar tres inviernos rigurosos en el Himalaya, abandonó la ermita con Yongden y persiguió su aventura. Habría sido imposible volver a Europa en medio de la primera guerra mundial. Tras unos meses en India, ellos deciden viajar a Japón. Allí conoció al filósofo Ekai Kawaguchi quien le contó una historia fascinante de cómo había llegado a Lhasa, la capital del Tíbet, la ciudad prohibida, disfrazado de Monje Tibetano. Esto le dio una idea... Ellos abandonaron Japón. Embaló sus bolsos otra vez y salieron para Corea, donde pasaron unos meses, se dirigieron de nuevo a Pekín y después de un tiempo decidieron cruzar toda china de Este a Oeste, con equipajes, porteadores y yaks. Visitaron el desierto de Gobi y Mongolia. Entonces, después de tres años estudiando en el monasterio de Kum-Bum, abandonaron sus mulas, yaks, criados "y equipaje".




Para lo que ellos realmente querían conocer. Alexandra vistió con traje de una mendiga (la casta más baja social, para no llamar la atención) y Yongden el hábito de monje. Esta vez, tomando caminos inexplorados, ellos cruzaron la frontera en Tíbet misterioso. Después de un viaje muy agitado - probablemente el más áspero de sus muchas peregrinaciones - ellos alcanzaron Lhasa. Durante dos meses, ellos visitaron la ciudad santa y los grandes monasterios cerca: Drepung, Sera, Ganden, Samye...

¿Después de tantos años inolvidables, después de haber llevado así mucho tiempo el traje coloreado de alba en India y el traje coloreado de granate en Tíbet, contempló los picos líderes mundiales más altos y los períodos inmensos solitarios de Asia Central, cómo podría ella volver a Francia para adaptarse de nuevo a una vida que ella deliberadamente había escapado catorce años antes?




Alexandra se instaló en Digne 1928 para construir "Samten-Dzong", su fortaleza de meditación. Allí, ella publicó varios libros que hablaban de sus viajes, de las teorías de los místicos y magos a los que ella se había acercado y que tuvieron mucho éxito.

Después de muchos otros viajes, en 1955 perdió a su compañero de viaje, que lealmente la había seguido durante 40 años y lógicamente debería haberla sobrevivido - él era 30 años más joven.

A la edad de 87 años, para olvidar su soledad y la nostalgia persistente de Tíbet, Alexandra volvió a trabajar obstinadamente y preparó otro viaje al Tíbet. Con 101 años ella estudió, escribió y siguió expresando su deseo de volver allí, hasta concretar un nuevo viaje que nunca llegó a realizar pues murió 180 días antes del mismo. Así, Alexandra David-Néel, con más de 100 años, fue a renovar su pasaporte.






Si quieres saber sobre el viaje que hizo hasta llegar a Lhasa puedes leer su “Diario del Viaje a Lhasa”.








avatar
Kishargal
Administradora
Administradora

Femenino Escorpión

Mensajes : 618
Experiencia : 4392
Localización : La Tierra, por ahora.
Ocupación : Protectora de la verdad.
Estado de ánimo : Único.
Intereses : Recopilar experiencias e información.

Ver perfil de usuario http://sumer.foroactivo.mx/contact

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.