Translate Sumer´s content to your own language.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los recuerdos de mis pasos en este lugar, se extienden milenios atrás, a tiempos que se han escondido a la vista de los humanos. Pero ahí no es en dónde empieza mi historia. Otros mundos antes de éste, me ofrecieron sus experiencias particulares.

No soy como tú… Pero a la vez, somos fragmentos de lo mismo.

¿Qué es lo que crees que es este mundo? ¿Qué es lo que crees que haces aquí? ¿Por qué crees que la sociedad está diseñada de esta forma? Hay ciertas leyes que evitan que ustedes sepan éstas y muchas otras cosas, porque contarles, sería atentar contra su «derecho a no saber» y a vivir existencias sencillas, sólo preocupándose de cosas mundanas e invariablemente absurdas. Sin embargo… ¿qué pasa si tú eres quién pregunta, quién busca?

Cuando encuentras un fragmento de la verdad, algo en tu interior te dice que es cierto, y ese segmento de sabiduría, encajará a la perfección con los demás que vayas hallando. La verdad, jamás tendrá que forzarse para embonar con el resto. Conscientemente no podrás explicar la razón, pero tu intuición insistirá en repetir que eso ya lo sabías, aún sin recordar desde cuándo… Confía en ti.

Renuncia a tu “derecho”. Elige ser libre.



kishargal@outlook.com



Últimos temas
» Los FRBs podrían estar siendo emitidos por civilizaciones extraterrestres dice el Smithsonian
Mar Mar 14, 2017 12:58 pm por Kishargal

» Mensaje llegado del año 2057
Jue Ene 05, 2017 6:05 am por Mendhi

» El extraño caso de Gloria Ramírez
Mar Dic 06, 2016 10:04 am por Kishargal

» Avistamiento ovni durante la Super Luna
Mar Nov 22, 2016 8:28 am por Mendhi

» Sekhmet - Los habitantes del “Puente en el Tiempo”
Miér Jun 15, 2016 8:29 pm por Kishargal

» Dibujos rupestres con cola, en la Cueva Matías, Sierra de Cubitas
Miér Jun 15, 2016 7:39 pm por Kishargal

» El hoyo de Mel Waters
Miér Jun 15, 2016 10:28 am por Kishargal

» Dinamarca en Busca de Trolls
Jue Nov 13, 2014 3:27 am por Atena

» Plague Inc.
Jue Sep 25, 2014 1:21 am por Atena

» El Lagarfljotsormurinn
Vie Sep 19, 2014 6:51 am por Atena

» Replica del Arca de Noe
Vie Sep 19, 2014 6:35 am por Atena

» Extraña Criatura Marina Humanoide, es encontrada viva
Lun Mayo 12, 2014 6:58 am por Kishargal


Sumer

Sumer

I.C.I.P.


Sumer
Posición de la Luna y la Tierra, ahora
Actividad
Sumer ha tenido:

contadores

• Número total de visitantes.
• Número total de páginas vistas.

Extraña y gigantesca ave sobrevuela Barcelona

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Extraña y gigantesca ave sobrevuela Barcelona

Mensaje  Kishargal el Sáb Jun 02, 2012 6:38 am


Extraña y gigantesca ave sobrevuela Barcelona

Comentaremos el caso del pájaro gigantesco que surcaba los cielos de Barcelona hace 22 años. Toda la historia, leyenda urbana barcelonesa con todos los honores, tuvo como epicentro la sección de cartas a los lectores del periódico La Vanguardia, así que ni corto ni perezoso, y gracias a la existencia de su maravillosa hemeroteca digital (que tantas alegrías nos ha dado y nos dará), me he embarcado en la búsqueda de todo ese epistolario y alguna cosa más.

Por resumir un poco lo que van a leer a continuación, a raíz de la publicación de una carta de un tal Pere Carbó relatando el avistamiento nocturno de una extraña ave gigante (3 o 5 metros), se desata todo un fenómeno en el que el tamaño del bicho no deja de crecer (hasta los 10-15 metros), en el que se amplia el campo de acción (por toda Cataluña) y en el que las teorías son cada vez mejores: palomas mutadas, gallináceos radioactivos, pterodáctilos, aves mitológicas o misteriosos aparatos mecánicos. Obviamente, también hay llamadas a la razón por parte de aficionados a la zoología así como las lógicas bromas y referencias a los ministros de Economía del momento (o a las obras de la Barcelona Olímpica). La bola se hizo muy grande, como podrán leer a continuación, pero creo que el estallido de la primera guerra del Golfo supuso la carta de defunción de esta breve pero intensa explosión de criptozología lúdica barcelonesa.


Extraña y gigantesca ave sobre Les Corts
No puedo más que mostrar mi extrañeza ante este inusual hecho: la noche del 28 de mayo, algunos vecinos del barrio de Les Corts nos despertamos ante los insoportables “graznidos” de una ave; no una ave cualquiera; nuestro estupor fue inmenso al salir al balcón y ver una silueta negra de una ave de grandes dimensiones. Quizá debería medir entre 3 o 5 metros, y no exagero. Numerosos fueron los vecinos que lo vieron, y numerosos también los comentarios al día siguiente. Suponemos que en otros barrios, otras personas debieron verlo. ¿Qué era? Y lo que es más extraño: ¿Por qué no ha aparecido ninguna noticia en la prensa?
PERE CARBÓ
Barcelona
La Vanguardia 10 de junio de 1990, página 27


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
En relación con la carta publicada por don Pere Carbó, respecto a un ave negra de tremendas dimensiones avistada en Les Corts, quiero aportar testimonio de lo ocurrido hace tres o cuatro días en el barrio del Guinardó. De manera casi idéntica a la relatada por el señor Carbó oímos unos horribles y fortísimos graznidos, que incluso hacían vibrarlos cristales. Nos asomamos a las ventanas y vimos planear un ave gigante, de dimensiones mayores, a mi juicio, de las que apreció el señor Carbó. En mi opinión tendría unos 8 metros, de ala a ala. Su color era negro y la silueta muy parecida, sorprendentemente, a la de una paloma.

¿Por qué va a extrañar el silencio de la prensa? Sólo nos cuentan lo que quieren. ¿Y el de las autoridades? ¿No se mantiene parecido silencio oficial en el tema de los ovnis? ¿Acaso nos informan de mucho más que de los plazos de tributación?
Personalmente no me extrañaría que esta horrible ave fuera una mutación que estuvieran experimentando las palomas de Barcelona. Otro punto por investigar es la misteriosa desaparición de algunos gatos que se observó antes de la aparición del ave gigante, como si hubieran caído de los balcones, pero sin que se hallara el cadáver en las calles.
JOSÉ GARCÍA GARCÍA
Barcelona
La Vanguardia 14 de junio de 1990 página 26


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Como respuesta a la carta del señor Carbó (10-6-90), quisiera aclarar la procedencia y natura del ave en cuestión, objeto de rumores y desacertadas hipótesis. Se trata, con toda seguridad, del “Avis Cervus” o “Peritio”, especie que más de un eminente zoólogo reputa como desaparecida, prima hermana del “Ave Roc” y otros ilustres pájaros mitológicos. Fue descrita ya en el siglo XVI por el rabino Aaron Ben Chaim en un opúsculo consagrado a bestias fantásticas, del que disponíamos de algún fragmento depositado en la universidad de Munich hasta la Segunda Guerra Mundial, tras la cual desapareció misteriosamente.

Aaron Ben Chaim, basándose en la obra de un autor árabe desconocido, mencionaba un tratado sobre el “Avis Cervus”, lamentablemente perdido en el incendio de la Biblioteca de Alejandría, donde se describía al curioso animal como mitad ciervo mitad ave, concluyéndose que, dada la sombra humana que proyectaban sobre la tierra, podían ser espíritus de individuos que murieron bajo el enojo de los dioses.

Con el ánimo de tranquilizar a la población, considero útil decir que tal especie es completamente inofensiva para el hombre y en modo alguno agresiva, limitándose en su triste peregrinaje hacia Madagascar —o tal vez la Atlántida— a provocar los sustos consiguientes por su terrible y pavoroso aspecto.
XAVIER TUTUSAUS
Estudioso botánico y faunista
Barcelona
La Vanguardia 15 de junio de 1990, página 27


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
En relación a la carta del señor Carbó (10/6/90), quisiera manifestar mi total apoyo. Soy profesor de Matemáticas y vivo en la calle Europa, en la parte alta de Les Corts desde hace años. La noche del 28 de mayo salí a la ventana al oír extraños ruidos y vi también el ave misteriosa. Sólo difiero del señor Carbó en dos cosas: la primera el tamaño; yo apostaría por unas dimensiones entre 10 o 15 metros de envergadura. La segunda es que el ave ha aparecido ya en más ocasiones. Yo la vi la noche del 3 de junio. Otros vecinos hablan de otras “apariciones” en las noches del 4 y 5 de junio. No sé hasta qué punto serán verdad. Soy escéptico con todo por naturaleza, pero en esta ocasión he visto este formidable fenómeno con mis propios ojos. Como decía el señor Carbó: ¿por qué no aparece ninguna nota en la prensa?
CLAUDIO AMETLLE FRONT
Barcelona
La Vanguardia 16 de junio de 1990, página 24


Una ave mecánica sobre Barcelona
Le escribo esta carta a las 6.30 de la mañana del domingo. Un helicóptero no identificado está dando vueltas a baja altura por encima de Barcelona. No se puede dormir. Llamo a la Guardia Urbana. No saben nada. La Policía Nacional tampoco sabe nada. El 010 del Ayuntamiento, por supuesto, ignora lo que está pasando. Y, sin embargo, Aviación Civil tiene expresamente prohibido sobrevolar las ciudades.

Desde esta sección me gustaría pedir a las autoridades, alcalde, como responsable de la ciudad, y al gobernador civil, como responsable de las fuerzas públicas, que ya que los derechos de los ciudadanos al descanso, a la intimidad y a la seguridad física de sus bienes y personas son violados impunemente, al menos nos dieran la satisfacción de saber por qué vuelan y encima a tan intempestivas horas esos aparatos. ¿Quién será el responsable el día —tanto va el cántaro a la fuente—, que uno de estos juguetes caiga?
MARTÍ COLOMER RAIMÍ
Barcelona
La Vanguardia 17 de junio de 1990, página 29


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
En relación a las cartas aparecidas en esta sección sobre una ave gigantesca presente en nuestra ciudad, me gustaría hacer las siguientes consideraciones:
— Las aves de mayor envergadura del planeta son los albatros
(3,60 m), pero su distribución (mares y océanos del hemisferio sur) hace más que improbable su presencia en Barcelona.
— Que los sonidos emitidos por el ave fuesen descritos como
“graznidos” descarta la apuntada hipótesis de una paloma mutante. Los colúmbidos no graznan.
— En condiciones deficientes de luz, el color del ave (negro) no es un rasgo significativo, ya que todas las siluetas de las aves aparecen oscurecidas (o negras).
— Resulta extraño que el ave haya sido observada durante la noche (hábito reservado a una minoría de especies) y que haya pasado tan inadvertida (su tamaño no invita a que ello suceda).
Ante posibles manipulaciones de bromistas, convendría saber si el ave fue vista posada en alguna ocasión (descartaría la utilización de un muñeco o corneta), o si volaba planeando inmóvil o batiendo alas (es prácticamente imposible encontrar en la ciudad una corriente de aire capaz de mantener en planeo a un ave de ocho metros).
ÁLEX PALACÍN
Ornitólogo
Barcelona
La Vanguardia 18 de junio de 1990, página 24


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
El día 6 de junio pasado, sobre las 18 horas, estuve en mi coche aparcado durante una media hora esperando a mi hija en la calle Hurtado, pasada la calle Espinoy, muy cerca del parque Putxet. Durante el tiempo de espera, me entretuve observando lo que allí acontecía cuando me llamó la atención un ave negra enorme,-que estaba posada sobre la cornisa lateral superior del edificio n.° 7 de dicha calle. Dada la distancia que me separaba del edificio en cuestión y la altura de éste, me pareció una inmensa paloma negra. No se movió durante el tiempo que yo estuve allí y cuando llegó mi hija le hice observar tan enorme ave. Posteriormente nos fuimos del lugar con el consiguiente interrogante, sorpresa y curiosidad.

Creo que seria interesante, por parte de la opinión pública, que si otras personas la han visto relataran su experiencia para que las autoridades correspondientes pudieran actuar y responsabilizarse del tema por si dicha ave entrañara algún peligro para la población.
MERCEDES VICÉN CALLIZO
Barcelona
La Vanguardia 19 de junio de 1990, página 25


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Me sorprendí el domingo y ahora he vuelto a sorprenderme ante la publicación de una nueva carta sobre un pájaro gigante. La primera parecía creíble, pero esta segunda, del señor García García ya nos parece más una broma de poca gracia. Vivo en Barcelona y he oído el rumor, pero que nadie nos venga ahora hablando de extrañas mutaciones genéticas en las palomas, porque no nos lo vamos a creer, y encima, ocultará todo lo que haya de verdad en esta fantástica historia.
ENRIQUE CRUZ LÓPEZ
Barcelona
La Vanguardia 20 de junio de 1990, página 24


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Me ha llamado la atención la noticia de la gigantesca y rara ave observada en Barcelona. Y me hago eco de la noticia porque el pasado año, en Salou, paseando por las afueras de la población, tres amigos pudimos contemplar otra ave similar a la de Barcelona, una negra ave que se había posado sobre un poste saliente de un elevado edificio, la cual despertó nuestra curiosidad e interés precisamente por sus grandes dimensiones en relación a las partes del edificio. No pudimos o supimos calcular su envergadura, pero aseguraría que coincide con el tipo de la descrita en las cartas a “La Vanguardia”.

Nuestra extrañeza radica igualmente en que este hecho no haya sido divulgado en “La Vanguardia”, así como el no aportar algún conocimiento acerca de este tipo de aves, su posible origen y otros detalles que contribuyan a desvelar su misterio.
JESÚS CASTÁN MIRANDA
Barcelona
La Vanguardia 25 de junio de 1990, página 22


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Escribo en relación a la misteriosa ave que tienen en Barcelona, para dar a conocer que aquí, en Gavá, también hay de esa raza, o es la misma, habiéndola visto yo personalmente. Es de unos 10 metros, negra y escalofriante en sus graznidos. Me gustaría decir que puede ser un peligro, además de para los gatos, como bien dice el señor García, también para nuestros hijos, ya que puede llevárselos fácilmente.
ANTONIO PERERA
Gavà
La Vanguardia 26 de junio de 1990, página 25


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Por si sirve de algo y en relación con las cartas de los señores Carbó (10/6/90) y Ametiler (16/6/90), que se refieren a un ave de grandes dimensiones, debo manifestar:
Cuando yo tenía diez años —ya entonces vivía en Sant Joan Despí— solíamos cenar en las noches de verano debajo de una parra en el jardín de mi casa masía. Cuando ya se había puesto el sol, oíamos un ruido de palmear de alas y también graznidos. Mi padre nos decía: “Ja passa l’óliba”, y veíamos en el cielo una gran ave que volaba pausadamente, tal y como afirmaba mi padre, en dirección al cementerio. A nosotros se nos ponía la carne de gallina.

En este último mes he visto pasar al anochecer, dos veces, por el cielo de Sant Joan Despí, en dirección Barcelona-oeste, un ave de unos 1,50 m de punta de ala a punta de ala, que emitía los mismos graznidos y volaba igual que aquellas “ólibes” de hace 40 años.
ANTONI INSA ARBÓS
Aparejador.
Ayuntamiento de Sant Joan Despi
La Vanguardia 27 de junio de 1990, página 22


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
En relación a la carta de Pere Carbó (10-6-90) queremos ofrecer nuestro testimonio no visual sino auditivo sobre la misteriosa ave avistada sobre Barcelona; fue aproximadamente entre las 4 y las 5 de la madrugada del 12-6-90 cuando uno de nosotros, medio dormido, de repente escuchó un fuerte graznido en tres intensidades distintas, como si fuera avanzando y se alejase en dirección a Sarriá. Esto ocurrió donde vivimos nosotros, en la calle Vallirana, cerca de la plaza Lesseps en Sant Gervasi.
Nosotros ya teníamos noticias similares de una ave de dimensiones exageradas localizada en enero de este año en un pequeño pueblo de Italia llamado La Morra. Apoyamos la teoría del señor Tutusau en que cierta ave puede estar emparentada con el “ave roc”. Hoy en día existen animales antiquísimos envueltos en leyendas y oscurantismo como las colosales ballenas, los pulpos gigantes y los devoradores tiburones blancos ¿por qué no también un descendiente de un ave tan antiquísima como lo es el “ave roc”? Rogamos a los interesados que se pongan en contacto con nosotros.
FRANCISCO ROCH ESTADELLA
Ufólogo
MANEL VILLENA PASTOR
Estudioso del tema
Barcelona
La Vanguardia 28 de junio de 1990, página 22


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
He sido también testigo visual y auditivo de la existencia de esa extraña ave nocturna que sobrevuela nuestra ciudad y, de las varias hipótesis que se han barajado, me atrevo a confirmar la del señor García García en el sentido de que se trata de una paloma mutante, coincidiendo también con la apreciación de la señora Vicén, que asegura haber visto una gigantesca paloma negra. Mi condición de estudioso de la fauna barcelonesa me permite descartar la posibilidad de que sea un “corvus corax”, llamado vulgarmente cuervo, y también poder afirmar que, como especie mutante, ¿por qué, pese a ser una paloma, no puede emitir graznidos, señor Palacín? ¿De dónde procede, pues, esa misteriosa ave? Sin pretender levantar una voz de alarma, todas las características descritas hasta el momento apuntan hacia una mutación debida a causas radiactivas, que junto con el agujero en la capa de ozono y el efecto invernadero, han alterado los genes de alguna de nuestras queridas palomas barcelonesas, transformándola en tamaña aberración natural.
XAVIER FONT SEGURA
Barcelona
La Vanguardia 30 de junio de 1990, página 19


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
A diario, están publicándose diversas cartas sobre una extraña y gigantesca ave que sobrevuela Barcelona. Ante tan singular fenómeno, me permito aportar mi granito de arena para intentar aclarar este misterio. Me dirijo especialmente a incrédulos y asustadizos. Cuenta la mitología nórdica que Tor, hijo de Odín, y Yormungandr, rivalizaban por obtener los favores de Sif. Ésta se decantó por Tor, provocando la ira de Yormungandr. Por aquel entonces, Tor tenía la misión de proteger a los jóvenes nórdicos. Yormungandr mandó sobre ellos una gigantesca ave que devoraba a los jóvenes. El pueblo imploró ayuda a Tor. Pero sus poderes no eran suficientes y, tras la batalla en el crepúsculo de los dioses, acudió lloroso a su padre. Odín mandó un inmenso gusano cuya misión sería devorar a la gigantesca ave. Una vez cumplida su misión, moriría de empacho. A mi entender, ha habido una traslación de hechos y de época. Ahora sólo nos queda esperar la aparición del inmenso gusano.
MIQUEL RODÓ MARCET
Sant Cugat del Vallés
La Vanguardia 2 de julio de 1990, página 14


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
No entiendo mucho de pájaros pero, por si a alguien le sirve de algo, confirmo que, en los últimos meses, en dos ocasiones, con varios días entre ambas, y al despuntar el alba, he visto, posada en la copa de uno de los árboles más altos del Turó Park, lo que en mi ignorante opinión era una cigüeña grande, o algo que se le parecía mucho. En ambas ocasiones, cuando he regresado de buscar la cámara foto gráfica, el ave había volado. Lo que pudiera hacer una cigüeña en el Turó Park, en esta época del año, me temo que sólo ella pudiera contestarlo. En cualquier caso, puedo decir que, antes que temor o extrañeza, tal visión me produjo, en ambas ocasiones, una gran satisfacción.
ROMÁN CAMPS GUIU
Barcelona
La Vanguardia 4 de julio de 1990, página 18


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
En fecha reciente se ha publicado en el periódico que usted dirige una carta del señor Tutusaus en la que se buscaba una explicación científica al fenómeno ornitológico que está siendo objeto de grandes polémicas en estos días. Nosotros estaríamos orgullosos de poder asesorar jurídicamente a los afectados:
— El ave, a pesar de sus grandes dimensiones (se ha llegado a decir que mide más de 10 metros) es una “resmullius”. Esto significa que al no tener dueño puede ser adquirida por simple ocupación, sin necesidad de agotar los plazos de la usucapión.
— Pero esta adquisición por ocupación, con los beneficios que ello supondría, debe ser practicada antes de que la “res nullius” alcance la altura suficiente para que sea considerada patrimonio de la humanidad. Es decir, si el ave supera el espacio aéreo español, ya no será posible individualizar su titularidad, pues se hallará en el espacio ultraterrestre que, según la resolución 1962 y 222 de las Naciones Unidas, es patrimonio de la humanidad.
— Además, una vez conseguida la ocupación, será necesario obedecer las prescripciones de la ley de protección de los animales y sobre todo, los deberes de higiene, vacunación, etcétera previstos en este texto formativo.
En cuanto a la posible responsabilidad penal del animal en cuestión por el asesinato de unos gatos, es forzoso recordar que los animales son inimputables desde el punto de vista jurídico penal.
Entonces, denunciar al animal resultaría erróneo e infructuoso ya que el juez no podría condenarlo a pena privativa de libertad alguna.
RAFAEL DOMÉNECH VIÑAS y XAVIER CLAVER ESPAX
Barcelona
La Vanguardia 5 de julio de 1990, página 16


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Como aficionado y gran amante de nuestras aves españolas, así como de esta magnífica sección, no consigo salir del asombro de ir leyendo, día tras día, las increíbles cartas publicadas sobre este tema, merecedoras de las mejores películas de Hitchcock.
Resulta sorprendente especular con la posibilidad de que fuera la mutación de una paloma o de que sus grandes graznidos despertaran a más de un conciudadano, pero lo que llega al límite de la perplejidad es la rotunda afirmación del señor Xavier Tutusaus en su carta publicada el 15 de junio, en la que aseguraba que se trataba del Ave Cervus (mitad ciervo, mitad ave).

Aprovecho su sección para agradecer a dicho señor su tranquilizante mensaje, en el que se decía que dicha ave no era en modo alguno agresiva, puesto que en cualquier otro caso y dada su gigantesca envergadura hubiera sido aconsejable mantener en vela a la fuerza aérea española en previsión de un posible ataque. Por otro lado, no deja de ser curioso que todos coincidan con el color negro de ave, color que normalmente siempre ha sido asociado a las aves malvadas en las fábulas de brujas.

Por último, permítaseme aconsejar a todos estos potenciales ornitólogos el comprar un manual adecuado para la identificación de las aves, no sin antes recordarles que, durante la noche, todos los gatos son pardos y, por el día, todas las siluetas son negras.
XAVIER RAVENTÓS i RAVENTÓS
Barcelona
La Vanguardia 6 de julio de 1990, página 14


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
El viernes día 22 de junio, cuando volvía de mi lugar de trabajo de El Vendrell, hacia Bellvei del Penedés, pude oír un extraño ruido. Miré hacia mi derecha, de donde provenía, y vi un pájaro que concuerda con las descripciones que han aparecido en su periódico. Era grandioso, de color negro y en las patas llevaba algo, me pareció que de color blanco o amarillo. Paré inmediatamente el coche y me apeé. Mi asombro fue alucinante, varios coches también se detuvieron en la calzada, pero al ver al gigantesco animal sus conductores, presas de pánico, se dieron a la fuga.
Sería interesante ir tomando nota de los lugares por donde pasea este fabuloso volátil.
GABRIEL ROBLEDILLO AMEZCUA
Bellvei del Penedés
La Vanguardia 8 de junio de 1990, página 20



El 9 de julio de 1990, la misteriosa ave se convertía en protagonista de la encuenta diaria del periódico. La pregunta:
¿Qué cree de la gigantesca y extraña ave que sobrevuela de noche Barcelona?



Sigamos con las cartas:

La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
En relación con el ave que hace se manas sobrevuela Barcelona, deseo informar a la población y a los estudiosos del tema que dicho animal no es más que una nueva generación de gaviotas. Se trata de un ave inofensiva para todos aquellos que creen en la libertad, en la igualdad y en el diálogo, pero temible e implacable con aquellos que hacen de Barcelona una ciudad abandonada, sucia, completamente desorganizada y carente de ideas de futuro.

Para aquellos que deseen verla personalmente, debo comunicar que hemos descubierto su nido en pleno Eixample barcelonés. Se encuentra en un balcón del segundo piso del número 347 de la calle Consell de Cent.
DANIEL SIRERA BELLÉS
Barcelona
La Vanguardia, lunes 16 julio 1990, página 10.
Actualización: Todo parece indicar que este Daniel Sirera Vallés es quien luego fue presidente del Partido Popular en Cataluña. Es curioso verle hablar de gaviotas. De una nueva generación de gaviotas, en concreto. ¡Qué críptico que es todo esto! Por cierto, la dirección que da era la de la sede del PP barcelonés por esas fechas.


Aves y serpientes de verano
Hace más de dos meses se han ido repitiendo cartas de lectores sobre una ave gigantesca que se ha visto en ciertas barriadas barcelonesas. Cuando la primera carta apareció, parecía cosa de broma, pero otras gentes que han visto tan gigantesco pájaro hace que el interés de este tema no decaiga. Se ha hablado de las grandes aves desconocidas por la ornitología como los míticos cóndores del inca Viracocha o las fantásticas aves-roc de “Las mil y una noches”. Se han barajado teorías, chanzas y desatinadas imaginaciones. Estamos ante la típica mentalidad de la serpiente de verano. (...)

Fragmento del artículo de Nestor Luján, en el que comentaba el concepto periodístico de serpiente del verano además de hacer un repaso histórico a diferentes monstruos clásicos.
La Vanguardia, miércoles 18 julio 1990, página 15.


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Doy fe de que lo es. La vi la mañana del viernes día 6 de julio, a eso de las 7.15 horas. Había amanecido lluvioso. La atmósfera estaba fresca. Pierdo la mirada desde la ventana. Sobre el cielo del Putxet revolotea una bandada de pájaros. De repente aparece la extraña ave. La visión fue breve pero clara. Su aspecto era semejante a un avestruz, de color grisáceo, con el cuello largo y erguido. Pese a la falta de sincronía y estética en el batir de sus alas, volaba muy rápido. Por sus movimientos, su vuelo parecía el de una gallinácea.

Pese a las irónicas cartas enviadas a su periódico, yo la vi y me gustaría que si alguien más la vio ese día me lo pudiese confirmar.
MANUEL PALOU SERRA
Suscriptor número 38.146
Barcelona
La Vanguardia, jueves 19 julio 1990, página 18


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Hace un par de meses me desperté sobresaltada al oír unos extraños graznidos al otro lado de mi ventana. Muy asustada me levanté y con mucha precaución entreabrí las cortinas esperando encontrarme con algún monstruo. Con gran sorpresa vi una pareja de gaviotas que se habían desorientado cayendo en el patio interior de mi casa. Me extrañó su tamaño ya que eran muy grandes, mucho más de las que había visto anteriormente, pero en ningún modo algo inverosímil o sobrenatural. Cuando estaba cavilando sobre la manera de sacarlas de allí, levantaron el vuelo (las alas eran proporcionales a su tamaño) y se alejaron tranquilamente. ¿No será alguna gaviota despistada lo que está levantando esas interpretaciones cada vez más absurdas?
C. REVENGA ARREGUI
Barcelona
La Vanguardia, viernes 20 julio 1990, página 12


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Estaba un servidor tomando la fresca en el terrado de mi casa en Consell de Cent - Rocafort allá por las 11.30 de la noche cuando de repente apareció sobre el cielo un supuesto “colom”. Venía del lado de Sants y, al llegar a la calle Rocafort, viró en redondo y enfiló en dirección al Tibidabo. Iba bastante alta y llevaba mucha velocidad, pero no graznaba ni chillaba. Tenía como digo la forma de una paloma o “colom” y mis apreciaciones sobre su envergadura superan lo establecido por otros que también lo han visto.

Ahora bien, tuve tiempo de analizar sus movimientos y debido a ello llegué a la conclusión de que podía ser muy bien una ave mecánica, pues seguí su evolución en un recorrido de varios cientos de metros y nunca le vi batir una sola de sus alas, siempre fue planeando. Además, en el momento de efectuar el viraje en Consell de Cent - Rocafort, encima de mi propia cabeza, pude observar que este viraje se producía a empellones, como el que realiza un coche de juguete teledirigido. Llamé a “La Vanguardia” y me dijeron que informara al director por carta, que es lo que ahora hago, por si pudiera ayudar a desentrañar tan oscuro fenómeno.

Yo, como digo, pienso en una ave mecánica camuflada como real aprovechando la oscuridad de la noche. Sobre posibles graznidos creo que también sería fácil producirlos mediante un micrófono. Yo no oí ninguno.
ARMANDO MONTANY BROCHAS
Barcelona
La Vanguardia, sábado 21 julio 1990, página 10


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
El lunes, día 9 de julio, a las 22.25 horas, estaba recogiendo el toldo de mi balcón cuando se me ocurrió mirar hacia el cielo. Asombrada, vi la extraña y supongo que gigantesca ave porque volaba muy alta, se apreciaban sus enormes alas negras que revoloteaban suavemente, tenía algo blanco quizá su parte inferior.

Corriendo llamé a mis padres, los cuales también la vieron. Creo que su dirección era hacia el Norte (Granollers, Montseny...). De repente desapareció, sólo la vimos dos o tres minutos. Quedamos muy asombra dos porque si no lo ves no lo crees y yo no me lo creía, pero realmente es cierto.
GEMMA FABREGA CSASTELLS
Montornis del Vallés
La Vanguardia, lunes 23 julio 1990, página 10


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
No es mi intención añadir cizaña a la polémica suscitada alrededor de la extraña ave que sobrevuela el cielo barcelonés, durante las noches de los últimos meses, sino cumplir con un deber de estricta ciudadanía y comunicarle mi experiencia personal.

La pasada madrugada del día 29 de junio, un pájaro de proporciones aparentemente superiores a has normales buscó refugio en un solar vallado, situado entre las calles Eliseu y Tarragona, tal vez asustado por el estruendo de los cohetes y petardos de la verbena de Sant Pere.

Por el carácter poco frecuentado del solar, pudiera bien tratarse del refugio diurno de esta extraña criatura aún por identificar, que provoca tanto el interés de los aficionados como el escepticismo o la incredulidad de los profesionales de la zoología.
M. PILAR BERTRAN GONZÁLEZ.
Pedagoga
Barcelona
La Vanguardia, viernes 27 julio 1990, página 12


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Ésta no pretende ser una carta frívola más sobre la existencia del ave gigantesca, es un comunicado a todos los efectos. Somos un matrimonio joven, amante de la naturaleza y deseoso de contribuir con nuestro esfuerzo a la salvación de la poca fauna urbana que nos queda. Es por ello que nos creemos en la obligación de hacer pública nuestra alegría de haber conseguido la confianza de dicho animal, que desde el 19 de mayo del presente año alimentamos con nuestros humildes medios y con todo el cariño posible.

No somos expertos, no podemos asegurar que se trata de una paloma, de una gaviota, o de algún tipo de gallinácea. Lo que sí sabemos es que SG trata de un pobre animal perdido en este caos urbano carente de todo sentido del equilibrio ecológico.

Desde aquí abrimos las puertas de nuestro hogar a todos aquellos que no duden en llamarse amigos y protectores de Montse, que es el único nombre por el que atiende.
JAVIER MARTÍNEZ SIMÓN Y ROSA REDON TOMÁS
Barcelona
La Vanguardia, sábado 28 julio 1990, página 12


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
El pasado sábado cuando volvíamos de una discoteca con unos compañeros, nos ocurrió un desagradable suceso. Circulábamos por los “aiguamolls” del Empordá, cerca de las alamedas que circundan “El Cortalet” cuando, inesperadamente, un ave negra y gigantesca apareció surcando los aires. El gran pajarraco, similar a un “pteranodonte”, después de revolotear varias veces por encima de nuestro coche nos lanzó una andanada de excrementos. El parabrisas quedó absolutamente taponado por las heces. Debido a la pérdida de visibilidad nos salimos de la carretera estrellándonos contra un ciprés. El pájaro misterioso se dio a la fuga emitiendo graznidos.

Agradecería cualquier testimonio visual del ave, con el fin de ratificar este extraño suceso ante los tribunales en un litigio contra la compañía aseguradora del vehículo.
JUAN GIRGAS
Figueres
La Vanguadia , jueves 02 agosto 1990, página 10


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
El caso de esa extraña y gigantesca ave que sobrevuela la ciudad es uno de los temas de más candente actualidad del verano, a juzgar por la numerosa correspondencia que viene suscitando entre los lectores, alguno de los cuales se ha apresurado a advertimos que debe tratarse de una señal apocalíptica.

Siendo así, y dado lo alarmante del caso, no alcanzo a comprender cómo su prestigioso periódico no toma cartas en el asunto dedicándole alguna que otra portada, algún que otro artículo de fondo, siquiera una de sus encuestas diarias que nos ayude a arrojar un poco de luz sobre el particular, en lugar de prestar tanta atención a un conflicto que nos queda tan lejos como es el del golfo Pérsico.

Háganos caso, señor director: lo que de verdad nos preocupa a los lectores, no es Oriente Medio, ni Sudamérica, ni el Este, sino desentrañar los misterios de esa extraña y gigantesca ave que sobrevuela nuestra ciudad.
JORGE GARCÍA DUFFOUR
Sabadell
La Vanguadia, domingo 19 agosto 1990, página 16


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
En octubre hará ya tres años que un extraño, sorprendente y agradable suceso ocurrió en el aeropuerto de Barcelona.

Me dirigía a Santander. Subí al avión y empezamos la operación de despegue con toda normalidad. Cuando estábamos alcanzando la máxima velocidad para volar inmediatamente, el avión frenó de golpe. Cinco minutos más tarde, ya parados, el piloto se dirigió a nosotros, los pasajeros, diciendo: “Señoras y señores, la causa por la cual nos hemos detenido es un enorme pájaro situado en medio de la pista. Debemos esperar hasta que el ave se vaya”.

Yo no tuve ocasión de ver el pájaro, pero algunos pasajeros dieron exclamaciones de sorpresa al verlo volar delante de sus ventanas. Minutos después, despegamos por fin.
Cuando ya volábamos y pudimos desabrochamos el cinturón, el piloto se puso de nuevo en contacto con nosotros: “Señoras y señores, hace diez años que piloto aviones y nunca me había sucedido una cosa igual. Ha sido increíble, parecía como si el pájaro estuviera jugando con el avión, y se resistía a irse”.
Quizás esa “extraña y gigantesca” ave lleve más tiempo del que pensamos sobre nuestra ciudad.
MARÍA SERRA PUJADAS
Barcelona
La Vanguadia, martes 21 agosto 1990, página 12


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Hondo pesar nos causa la desaparición de ese ser que supo granjearse el cariño y afecto de todos cuantos le rodeaban.

Nos referimos, evidentemente, a esa extraña y misteriosa, a la par que gigantesca ave, que hasta hace pocas fechas sobrevolaba la Ciudad Condal a ambiguas horas nocturnas.

En la CAGAM (Coordinadora de Apoyo a la Gigantesca Ave Misteriosa) nos sentimos consternados, ya que suele suceder que la falta de noticias es la peor noticia. No sabemos si nuestra querida ave habrá ido de observadora imparcial al conflicto del golfo Pérsico o simplemente se habrá escondido, temerosa, al oír esos horribles sonidos (procedentes del averno?), que retumban hoy en día en Barcelona: “Aquet any sí”, “Ja tenim equip”. Lo único que sabemos en la CAGAM es que desde que descubrimos que el “Viaje a la Luna” de Julio Verne no era ficción, sólo nos queda esa hermosa ave donde reposar nuestros sueños.
EUGENIA E ISABEL IBÁÑEZ
PEDRO VIAR
Castelldefeis
La Vanguardia, viernes 7 septiembre 1990, página 14.


La extraña y gigantesca ave sobre Barcelona
Si hay una leyenda urbana genuinamente barcelonesa esta es, sin duda, la del buitre monstruoso.

Desde que en mayo de 1990 este infame bicharraco truncó el sueño de los pacíficos vecinos de distintos barrios, Barcelona ha dejado de ser la misma.

Desde aquel día y durante el siguiente mes y medio, nuevas cartas iban a truncar la paz que vivía por aquellas fechas la redacción de “La Vanguardia”. Por la infinidad de misivas que llegaron hasta el diario, se trataba de un “polluelo radiactivo” o de una “paloma mutante” que muchos barceloneses habían visto.

Tanto es así, que la policía reconoció haber recibido centenares de llamadas alertando sobre el pajarraco. Hasta tal punto llegó la cosa, que la facultad de Biología de la Universidad de Barcelona tuvo que esgrimir que la única explicación plausible era que se tratara de un albatros, una especie capaz de medir 3,6 metros con las alas extendidas pero que habita en el hemisferio sur.
La Vanguardia, 12 mayo 2000, página 3


Hasta aquí el tema en La Vanguardia. Buscando más información sobre el suceso me interesa señalar dos articulos al respecto.

Del primero sólo es accesible a través del Archive.org, que repasa las cartas y anota otros avistamientos, me llama la atención que se refiera a "reuniones espontáneas en la montaña de Montjuïc para ser espectadores de primera del vuelo del ave" y que "una emisora comercial barcelonesa entrevistó en junio de ese año al presunto propietario de un volátil, quien afirmó que se le había escapado, demostrando cierto enfado por todo el revuelo montado".

En el segundo, se incide un poco más en el impacto social del bicho volador. He buscado infuctuosamente el artículo publicado en El Periódico de Catalunya:
Ni que decir tiene que por aquel entonces el revuelo en Barcelona ya era considerable. A los pocos días de la aparición del buitre, El Periódico de Catalunya publicaba una noticia en la que el Cuerpo Superior de Policía reconocía haber recibido centenares de llamadas alertando sobre el misterioso bicharraco. También el teléfono de información ciudadana -el 010- se había visto colapsado por el suceso, mientras que la agencia Europa Press había dispuesto redactores para cubrir el caso.

Tanto es así que el máximo responsable del servicio de ornitología de la Facultad de Biología de Barcelona, Santiago Mayosa, tuvo que esgrimir que no existía una explicación científica que avalara la existencia del animal, si bien precisó que pudiera tratarse de un albatros, una especie capaz de medir 3,6 m con las alas extendidas, pero que habita en el hemisferio sur. Por lo demás, otros biólogos adujeron que podríamos encontrarnos ante un córvido de origen tropical -y de ahí los graznidos-, mientras que el departamento de Medio Ambiente de la Generalitat pareció apostar por una solución de compromiso: el bicho era un buitre.





Fuente: absencito.blogspot.mx




≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈


Ahora, yo de verdad quiero comentar que ¿a quién se le ocurrió que las descripciones de estos avistamientos "sin duda" eran una paloma o una gaviota?... No sé si me suena indignante o gracioso.

Los avistamientos de aves gigantes, son una constante en los libros de criptozoología, no se puede ignorar ese hecho.

Y bueno, buscando posibles respuestas, me he encontrado con el ave más grande que pisó la Tierra y que ahora se encuentra supuestamente extinta.

El Argentinavis magnificiens.

Se trata de un ave fósil gigante hallada en Argentina en el año 1979. Supuestamente se extinguió en el mioceno tardío, entre 5 y 23 millones de años antes del presente (un rango un poco grande... más bien diría que se les perdió en la historia).

Dimensiones estimadas:

* Envergadura de alas: 6.5 a 8 m.
* Longitud: 3.5 m.
* Altura: 2 m.
* Peso: 65-100 kg

La envergadura era descomunal, en comparación con grandes especies actuales como el Albatros, con 3.5 metros de envergadura máxima, o el cóndor andino, con más de 3 metros y hasta 12 kg de peso. Su peso también era muy superior al ave voladora actual más pesada; la avutarda, con 18 kg.


Viendo las dificultades de vuelo de las grandes especies voladoras actuales, se supone que Argentavis era un ave planeadora, que aprovechaba las corrientes de aire ascendentes para planear y mantenerse en vuelo, con bastantes analogías con el Cóndor de los Andes.


¿Podría ser esto lo que sobrevoló Barcelona?







avatar
Kishargal
Administradora
Administradora

Femenino Escorpión

Mensajes : 618
Experiencia : 4326
Localización : La Tierra, por ahora.
Ocupación : Protectora de la verdad.
Estado de ánimo : Único.
Intereses : Recopilar experiencias e información.

Ver perfil de usuario http://sumer.foroactivo.mx/contact

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.