Translate Sumer´s content to your own language.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los recuerdos de mis pasos en este lugar, se extienden milenios atrás, a tiempos que se han escondido a la vista de los humanos. Pero ahí no es en dónde empieza mi historia. Otros mundos antes de éste, me ofrecieron sus experiencias particulares.

No soy como tú… Pero a la vez, somos fragmentos de lo mismo.

¿Qué es lo que crees que es este mundo? ¿Qué es lo que crees que haces aquí? ¿Por qué crees que la sociedad está diseñada de esta forma? Hay ciertas leyes que evitan que ustedes sepan éstas y muchas otras cosas, porque contarles, sería atentar contra su «derecho a no saber» y a vivir existencias sencillas, sólo preocupándose de cosas mundanas e invariablemente absurdas. Sin embargo… ¿qué pasa si tú eres quién pregunta, quién busca?

Cuando encuentras un fragmento de la verdad, algo en tu interior te dice que es cierto, y ese segmento de sabiduría, encajará a la perfección con los demás que vayas hallando. La verdad, jamás tendrá que forzarse para embonar con el resto. Conscientemente no podrás explicar la razón, pero tu intuición insistirá en repetir que eso ya lo sabías, aún sin recordar desde cuándo… Confía en ti.

Renuncia a tu “derecho”. Elige ser libre.



kishargal@outlook.com



Últimos temas
» Los FRBs podrían estar siendo emitidos por civilizaciones extraterrestres dice el Smithsonian
Mar Mar 14, 2017 12:58 pm por Kishargal

» Mensaje llegado del año 2057
Jue Ene 05, 2017 6:05 am por Mendhi

» El extraño caso de Gloria Ramírez
Mar Dic 06, 2016 10:04 am por Kishargal

» Avistamiento ovni durante la Super Luna
Mar Nov 22, 2016 8:28 am por Mendhi

» Sekhmet - Los habitantes del “Puente en el Tiempo”
Miér Jun 15, 2016 8:29 pm por Kishargal

» Dibujos rupestres con cola, en la Cueva Matías, Sierra de Cubitas
Miér Jun 15, 2016 7:39 pm por Kishargal

» El hoyo de Mel Waters
Miér Jun 15, 2016 10:28 am por Kishargal

» Dinamarca en Busca de Trolls
Jue Nov 13, 2014 3:27 am por Atena

» Plague Inc.
Jue Sep 25, 2014 1:21 am por Atena

» El Lagarfljotsormurinn
Vie Sep 19, 2014 6:51 am por Atena

» Replica del Arca de Noe
Vie Sep 19, 2014 6:35 am por Atena

» Extraña Criatura Marina Humanoide, es encontrada viva
Lun Mayo 12, 2014 6:58 am por Kishargal


Sumer

Sumer

I.C.I.P.


Sumer
Posición de la Luna y la Tierra, ahora
Actividad
Sumer ha tenido:

contadores

• Número total de visitantes.
• Número total de páginas vistas.

Cómo sentar a un asesino a la mesa - Leonardo Da Vinci

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cómo sentar a un asesino a la mesa - Leonardo Da Vinci

Mensaje  Kishargal el Dom Feb 19, 2012 12:07 am


Cómo sentar a un asesino a la mesa

Normas de protocolo de Leonardo da Vinci



El arte de Leonardo di ser Piero da Vinci nunca dejará de sorprendernos. Empiezas a conocer a este magnífico personaje primero por sus cuadros, que te dejan con la boca abierta y después descubres que además era un lince inventando armas mortíferas y tácticas de guerra, te pasmas cuando ves que inventó una ametralladora, un protohelicóptero, un carro de combate y hasta un submarino. Pero luego vas por ahí y descubres que también escribió recetas de cocina, aquí dices "después de lo anterior no me voy a sorprender más…" Pero cuándo lees su libro de recetas y descubres que en las anotaciones al margen hay todo un catálogo de normas de protocolo en la mesa, incluyendo, dónde sentar a un asesino... Ya no te quedan bocas ni ojos para abrir cómo platos, sólo te queda adorar a esta criatura de la naturaleza.



Codex Leicester

El llamado ”recetario” de da Vinci es el Codex Romanoff, escrito aproximadamente en 1490. En esta obra aconseja, en una anotación a margen de página, el noble arte de sentar a un asesino sin saltarse el protocolo que en toda buena mesa debe regir.
Cita textual:

Norma 1. Cómo sentar a un asesino a la mesa.

“Si hay un asesinato planeado para la comida, entonces lo más decoroso es que el asesino tome asiento junto a aquel que será el objeto de su arte, y que se sitúe a la izquierda o a la derecha de esta persona dependerá del método del asesino, pues de esta forma no interrumpirá tanto la conversación si la realización de este hecho se limita a una zona pequeña. En verdad, la fama de Ambroglio Descarte, el principal asesino de mi señor Cesare Borgia, se debe en gran medida en su habilidad para realizar su tarea sin que lo advierta ninguno de los comensales y, menos aun, que sean importunados por sus acciones. Después de que el cadáver, y las manchas de sangre, de haberlas, haya sido retirado por los servidores, es costumbre que el asesino también se retire de la mesa, pues su presencia en ocasiones puede perturbar las digestiones de las personas que se encuentran sentadas a su lado, y en este punto un buen anfitrión tendrá siempre un nuevo invitado, quien habrá esperado fuera, dispuesto a sentarse a la mesa en ese momento”.



Que el asesino se retire una vez hecho su trabajo me parece todo un detalle por su parte. ¿Con qué cara sigues comiendo el pastel de oveja a las finas hierbas con testículos de cordero en crema fría? (una receta del propio Leonardo), si tienes a tu lado al asesino. Primero, ¿de qué hablas con él? y segundo, si no se ha ido ¿es que tú eres el siguiente?. No hay bicarbonato para garantizar esa digestión.
Da Vinci estaba en todo.

Aunque ahora nos parezca extraño, tener a un asesino en la mesa y que de repente desaparezca el señor que te iba a pasar la sal, en el Renacimiento estaba a la orden del día. Ni que decir tiene que Leonardo estaba en todo y tenía hasta una receta para quitar las manchas de sangre del mantel sin tener que cambiarlo, porque eso era muy molesto para los comensales, bastaba con frotar la mancha con una col previamente sumergida en agua templada.


Máquina para asar de Leonardo

Pero sus normas de protocolo no terminan aquí. Leonardo también tiene el honor de ser el inventor de la servilleta, por una curiosa costumbre que tenía su señor que al gran sabio molestaba muchísimo. Y es que su señor, Ludovico SforzaEl Moro”, ataba conejos a las sillas de los comensales para que los usaran de servilleta y no le mancharan el mantel.

Norma 2. No te limpies las manos en el conejo.

“La costumbre de mi señor Ludovico de amarrar conejos adornados con cintas a las sillas de los convidados a su mesa, de manera que puedan limpiarse las manos impregnadas de grasa sobre los lomos de las bestias, se me antoja impropio del tiempo y la época en que vivimos. Además, cuando se recogen las bestias tras el banquete y se llevan al lavadero, su hedor impregna las demás ropas con las que se lava.”


Me surgen dudas ¿los conejos estaban vivos durante la comida?, porque supongo que después de tirarlos al lavadero con el resto de la ropa, los animalitos muy animados no debían estar. Si los lavaban, es que ¿volvían a usarlos'... ¿vivos o muertos?. Y lo que es más, ¿no podían usar dos pilas distintas? ¿una para los conejos y otra para la ropa?.
Afortunadamente para los pobres conejos, inventó la servilleta.

Pero los conejos no eran el único problema en una época en la que se comía con las manos. Da Vinci prosigue:

“Tampoco apruebo la costumbre de mi señor de limpiar su cuchillo en los faldones de sus vecinos de mesa. ¿Por qué no puede, como las demás personas de la corte, limpiarlo en el mantel dispuesto con ese propósito?”

Afortunadamente no todos en la corte era tan salvajes, Leonardo alababa las buenas maneras de la esposa de Ludovico, Beatriz D´Este; junto a ella los comensales eran felices por tener sus faldones limpios.

“Mi señora Beatriz tiene costumbres más delicadas: usa guantes blancos en sus manos y se los cambia tres veces en cada comida. Yo desearía que todos fueran como ella”.

Los conejos también lo desearían. Aunque… ¿los guantes los lavaban en la misma pila que los conejos?

Norma 3. Cómo sentarse a la mesa.

Parecerá una tontería, pero no es así. Hay gente que el “siéntate en la mesa” se lo toma de forma literal.

“Ningún invitado ha de sentarse sobre la mesa, ni de espaldas a la mesa, ni sobre el regazo de cualquier otro invitado. No poner una pierna encima de la mesa. No sentarse debajo de la mesa en ningún momento”.


Pela y machaca ajos

Otras normas de protocolo o cómo no hacer la comida un infierno al resto de los comensales. Sé que cada una merece un espacio a parte, pero me voy a limitar a enumerarlas, porque no tienen desperdicio.

“No poner la cabeza soble el plato” (¿Lleno o vacío?)

“No tomar comida del plato de su vecino de mesa a menos que tenga su conocimiento”

“No poner trozos de su propia comida, o a medio masticar sobre el plato de sus vecinos”

“No enjugar el cuchillo en las vestiduras de su vecino de mesa” (Para eso estaban los manteles o los conejos)

“No utilizar su cuchillo para hacer dibujos sobre la mesa” (Si te aburres juegas con el conejo)

“No tomar la comida de la mesa y guardarla en su bolso o faltriquera para comerla más tarde” (Veo que esta desagradable costumbre es antigua)

“No ha de escupir ni hacia delante, ni hacia los lados” (Supongo que hacia arriba tampoco)

“No ha de pellizcar o golpear a su vecino de mesa”. (Aunque hay quien se lo busca)

“No ha de prender fuego a su vecino de mesa, mientras esté en la mesa” (Que no te dejan divertirte...)

“No ha de poner los ojos en blanco, ni caras horribles, ni cantar o vociferar, ni hacer ruidos o bufidos”

“No cantar ni proponer acertijos obscenos si está sentado junto a una dama”

“No ha de dejar sus aves sueltas sobre la mesa”. (Si te traes una gallina la atas junto al conejo)

“Ni tampoco serpientes ni escarabajos”. (¿No dice nada de cucarachas?)

“No tocar el laúd o cualquier otro instrumento que pueda ir en prejuicio de su vecino de mesa (a menos que mi señor así se lo requiera)” (Total, que como te toque un anfitrión graciosito, te dan la cena y con el laúd en la cara)

“No ha de poner el dedo en la nariz ni en la oreja mientras está conversando”

“No ha de conspirar en la mesa (a menos que lo haga con mi señor)” (Déjalo para el postre)

“No ha de hacer insinuaciones impúdicas a los pajes ni jugar con sus cuerpos” (Esta es muy buena... Es que van provocando con esas mallas ajustadas)

“No ha de golpear a los sirvientes a menos que sea en defensa propia” (¿En esta época todos eran unos cafres?)

“Si ha de vomitar, debe abandonar la mesa” (Por favor, no vomites en tu compañero y luego te limpies con el conejo)




También hay que agradecer a Leonardo da Vinci la invención del tenedor de tres picos. No lo inventó para que la gente no comiera con las manos, sino para comer los espaguetis, porque entre sus inventos de artefactos, está la máquina que convierte la lasaña en espagueti. Entre otras el pela-ajos, la picadora de vacas (enteras), la máquina de cazar ranas, o la más práctica alarma anti-incendios de cocina. De igual manera le debemos el invento del sándwich, que él llamó “pan con sorpresa”.


Convierte la lasaña en espaguetis

“Ciertamente, se podría disponer toda suerte de cosas entre los panes: ubres, testículos, orejas, rabos, hígados. Los comensales no podrán observar el contenido al entrarle con sus cuchillos. Lo llamaré, por esta razón, pan con sorpresa.”




Esto deja bastante claro que el asesinato era común en aquella época, que el de asesino profesional era un muy noble arte, y que de haberte tocado vivir en el siglo XV debías pensar más de dos veces si asistir o no a un banquete.

Pero no sólo es importante en dónde sentar al asesino, Leonardo también indica dónde deben sentarse los invitados leprosos, con pústulas, llagas o deformes. Los últimos, lo más lejos posible del señor, a no ser que sean enanos, entonces deben sentarlos cerca porque al señor le hacen mucha gracia. A los leprosos se les sienta aparte (a no ser que sean parientes de obispo), en una mesa de madera tosca, así como las sillas, platos y cubiertos, para quemarlos después. Se le asignarán unos sirvientes para ellos solos. A estos sirvientes, una vez acabada la comida, se les despide por un espacio de 30 días, pasados los 30 días pueden volver los que no se han contagiado. Los otros no vuelven.


Ahora tal vez ya no parezcan tan preocupantes los pequeños detalles que hay que pensar antes de asistir a un banquete.







Fuente: Notas de Cocina de Leonardo de Vinci, Codex Romanoff, y Tejiendo el mundo.






avatar
Kishargal
Administradora
Administradora

Femenino Escorpión

Mensajes : 618
Experiencia : 4330
Localización : La Tierra, por ahora.
Ocupación : Protectora de la verdad.
Estado de ánimo : Único.
Intereses : Recopilar experiencias e información.

Ver perfil de usuario http://sumer.foroactivo.mx/contact

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.